Moxibustión

Con la Moxibustion tiene como fin sanar trastornos o enfermedades y conseguir el equilibrio de las funciones fisiológicas. Las aplicaciones son numerosas, entre ellas destacan las siguientes:

Dolores articulares como la artrosis o la artritis.

Dolencias originadas por el frío, como la rigidez lumbar.

Problemas de tipo menstrual e infertilidad.

Situaciones de estrés.

Regula el sistema digestivo: indicado en la anemia y la pérdida de apetito.

Mayor producción de glóbulos blancos y hemoglobina.

Mejora de problemas circulatorios.

Cansancio y bajo deseo sexual.

Pide tu cita

Especialista

Msc. Dr José Antonio Pérez Zertucha

Médico general - Terapeuta complementario

¿Estás buscando mejorar tu estilo de vida y salud por medio de la Moxibustión?

¿En qué consiste la terapia?

Para esta técnica se utilizan hojas de la planta artemisa enrolladas en forma de puro. Se enciende su extremo y se dirige a los puntos específicos, manteniendo una distancia determinada entre la piel (puntos de acupuntura) y el puro. el paciente debe avisar cuando sienta el calor.

Preguntas frecuentes sobre la Terapia Moxibustión

Teniendo en cuenta que es una de las terapias de la Medicina Tradicional Asiática, y que tiene sus métodos de diagnóstico, debe hacerse primero un diagnóstico para que exista un criterio para su uso.

Antiguamente no podían conocerse los pormenores del cuerpo humano. Sin embargo, la medicina evolucionó por ensayo y error. Si un método funcionaba se daba una explicación «razonable», entendiendo que se adaptaba a la forma de pensar de la época. A partir de ahí se asentaba y popularizaba, aunque no se conociera la razón real. Actualmente se pueden estudiar las reacciones corporales ante una terapia. Entonces, así, entender mejor su funcionamiento.

En el caso de la aplicación de calor en ciertos puntos (asociados a los meridianos en la medicina oriental tradicional), ahora sabemos que coinciden con puntos de sensibilidad al calor. Ese estímulo por temperatura es similar al producido por la acupuntura.

Pero, en el caso de la moxibustión, el efecto es más duradero al ser producido por calor en un área mucho mayor a la de una aguja. Los efectos en dicha área serán;

– Vasoconstricción inicial: como un reflejo ante el estímulo de la alta temperatura;
– Vasodilatación: aumentará el riego sanguíneo en el área;
– Aumento de las células del sistema inmunitario, asociada a la afluencia de riego sanguíneo.

Dolores articulares como la artrosis o la artritis. Dolencias originadas por el frío, como la rigidez lumbar. Problemas de tipo menstrual e infertilidad. Situaciones de estrés.

Regula el sistema digestivo: indicado en la anemia y la pérdida de apetito. Mayor producción de glóbulos blancos y hemoglobina. Mejora de problemas circulatorios. Cansancio y bajo deseo sexual.

Sé parte de nuestros de clientes sanos y felices

Pide tu cita