Desintoxicación Ionica podal

Con la ayuda de un sistema de alta tecnología que promueve la desintoxicación general del cuerpo tan sólo sumergiendo los pies en agua natural. Tendras como beneficios:

Desintoxicar el cuerpo

Quita el dolor en órganos

Promueve el metabolismo y la circulación

Aumenta el vigor de las células

Aumenta la absorción de las sustancias nutritivas

Elimina el exceso de ácido úrico, láctico, etc.

Mejora la calidad del sueño

Refuerza el sistema inmunológico

Pide tu cita

Especialista

Msc. Dr José Antonio Pérez Zertucha

Médico general - Terapeuta complementario

¿Estás buscando mejorar tu estilo de vida y salud por medio de la Desintoxicación Ionica podal?

¿En qué consiste la terapia?

La Desintoxicación Iónica Podal (a través de un baño en los pies), en unos cuantos minutos depura, balancea y realza la bio-energía del cuerpo en general con la ayuda de un sistema de alta tecnología que promueve la desintoxicación general del cuerpo tan sólo sumergiendo los pies en agua natural. Tan pronto como se enciende la emisión del aparato, se forman burbujas alrededor del electrodo indicando que está ocurriendo una reacción electrolítica.

Se rompen las moléculas del agua separándolas en miles de iones. Una gran cantidad de aniones (iones negativos) penetran las diferentes membranas del cuerpo y al encontrarse con iones de carga positiva (cationes, radicales libres, metales pesados, metabolitos residuales, etc.), generadores de toxinas adheridas a los diferentes tejidos corporales como piel, órganos, etc., los desintegran, quedando así neutralizada la carga positiva de las toxinas o cationes, estas se desprenden de los tejidos a los cuales estaban adheridas y son extraídos del cuerpo por Osmosis facilitada a través de los pies.

Preguntas frecuentes sobre la Terapia Desintoxicación Ionica podal

Durante la terapia de desintoxicación iónica, aparecen en el agua diferentes colores y residuos. Esto se debe a una reacción entre el agua y sus partículas dependiendo de cada lugar, la sal que se añade, la acidez o alcalinidad de la persona y las partículas y toxinas que durante la sesión son eliminadas. El color básico variará de cada lugar geográfico y la calidad del agua utilizada.

En adultos menores de 50 años: Use una vez cada 2-3 días hasta haber completado 14 tratamientos máximo. Luego tome dos semanas de descanso para permitir que su cuerpo descanse. Recuerde, se necesita energía para desintoxicar su cuerpo.

Después de sus dos semanas de descanso, puede reanudar el proceso de ser necesario o puede seguir un programa de mantenimiento. Su cuerpo le avisará cuando necesite desintoxicarse. Adultos de 50 años en adelante: Siga el mismo cronograma con una excepción, realice sus sesiones de desintoxicación cada tres días en lugar de cada dos días.

Trabaja a nivel electrolítico, llevando a cabo un proceso llamado “ionización”, el aparato ioniza y magnetiza una mezcla de agua con sales (Sulfato de Magnesio) que está en contacto con los pies. Mediante este proceso se rompen las moléculas del agua que se encuentran en la tina en donde se colocan los pies, separándolas en miles de iones.

Estos iones creados generan una reacción química vigorosa entre aniones y cationes. Por Ósmosis una gran cantidad de aniones (iones negativos) penetran las diferentes membranas del cuerpo y al encontrarse con iones positivos, es decir, con toxinas adheridas a los diferentes tejidos corporales (piel, órganos, etc), la carga negativa de los aniones neutraliza la carga positiva de las toxinas o cationes, dando como resultado una desintoxicación a nivel celular.

Sé parte de nuestros de clientes sanos y felices

Pide tu cita